Breve historia de la cooperativa "El Nuevo Amanecer"

28 August 2016

La cooperativa de trabajo “El Nuevo Amanecer” es uno de los muy buenos ejemplos de empresas recuperadas por sus trabajadores. Un orgullo de Mar del Plata.


Esta empresa, al constituirse en cooperativa, ha logrado no solo mantener la fuente de trabajo para los asociados, sino crecer en ventas, en tecnología, y ser un modelo de gestión para todo el movimiento cooperativo. Por la gran repercusión de sus productos lácteos, y su compromiso con la comunidad, creemos que es interesante contar algunos de los hitos históricos de esta empresa.

“El Amanecer” fue fundada originalmente en el año 1939 por German de Vega, que se inició con un reparto de leche. La empresa fue creciendo y transformándose primero  en un emprendimiento familiar y finalmente en una sociedad anónima, llegando en los años '60 a inaugurar la nueva planta fabril de la calle Tierra del Fuego 1650 y otra planta en la ciudad de Tandil. El Amanecer, como todos recuerdan, llegó a ser una gran empresa con distribución en todo el país, llegando a procesar 180.000 litros de leche diarios provenientes de 137 tambos. Pero con la crisis de fines de la década del '90, como pasó con tantas empresas, El Amanecer comenzó a tener problemas. Fue vendida y su propiedad pasó por varios grupos económicos que fueron disminuyendo la producción y despidiendo empleados, al punto que, de los 180 empleados permanentes que llegó a tener, en Mayo de 2012 quedaban 83.

Esa fue la fecha en que los propietarios abandonaron la empresa, provocando la pérdida de mercados y, más grave aún, la pérdida de tambos proveedores de leche. Ante esta situación, 70 de esos trabajadores decidieron que, en vez de quedarse esperando en sus casas a que apareciera un comprador, había que construir la solución con las propias manos. Así fue que reunidos en Asamblea decidieron por unanimidad quedarse en la planta y formar una cooperativa. A pesar de lo difícil de la situación, la flamante Cooperativa “El Nuevo Amanecer” trabajó duro y tuvo un crecimiento muy grande en producción, en ventas, y también en reconocimiento de la comunidad marplatense, e incluso desde el Estado. A continuación detallamos algunos de esos logros:

  • En el peor momento, cuando desde algunos sectores se cuestionaba la ocupación de la planta, se obtuvo la matrícula del INAES, que le permitió operar dentro de un total marco legal.
  • Pasó de procesar 900 litros de leche diarios a más de 70.000 litros de leche diarios en la actualidad, lo que representa un crecimiento gigantesco en muy poco tiempo.
  • Se lograron subsidios de diversos organismos oficiales como el INTI y la SEPyME.
  • Se firmó un convenio marco con la Universidad Nacional de Mar del Plata a fin de trabajar en conjunto por el crecimiento de la Cooperativa.
  • Las plantas industriales de Mar del Plata y Tandil están en impecable estado de mantenimiento y conservación, operando bajo las normas técnicas de seguridad e higiene más modernas.
  • Ambas plantas han sido declaradas de interés municipal por los municipios de General Pueyrredón y Tandil, lo cual es muy importante reconocimiento.
  • Está en gestión un acuerdo con la Escuela Especial 502 para que los alumnos puedan trabajar en tareas productivas de manera integrada.
  • Se abrieron nuevos puntos de venta, que se suman al de la sede de la fábrica (Luro y Tierra del Fuego en Mar del Plata).

Pero el logro más importante es sin duda el apoyo incondicional que la comunidad de Mar del Plata le está dando al proyecto. La demanda de los productos El Amanecer crece cada vez más, y es muchísima la gente que se acerca a comprar en la misma planta industrial ubicada en Tierra del Fuego1650 que además se convirtió en un punto de encuentro para diversas organizaciones sociales, como las agrupaciones de agricultura orgánica que en ocasiones instalan puestos de venta en sus jardines. Mucha gente siente cariño por estos productos que identificaron a Mar del Plata durante tantos años, con una calidad excelente. Y también son muchos los que apoyan a “El Nuevo Amanecer” porque reconocen la lucha de estos trabajadores que, con esfuerzo y autogestión, superaron una situación muy difícil, ya que estuvieron muchos meses trabajando casi sin cobrar para lograr que la Cooperativa crezca.

Aún así, “El Nuevo Amanecer” sigue librando duras batallas: en el campo judicial para que se aplique la Ley de expropiación, que posiblemente llegue a la Corte Suprema de Justicia; y en el campo de los servicios, ya que también fue damnificada por el tarifazo.

Informe: Alberto Subiela

 

Lo más leído

logo50 Acción 1

Noticias Zonales

Opinión