"El Estado debe escuchar a las mutuales y a las obras sociales para debatir los costos de la salud"

20 Noviembre 2016
Dr, Benjamín Surace Dr, Benjamín Surace

El IV Congreso Nacional de Entidades Solidarias de Salud dejó interesantes debates referentes a la problemática de salud. Los expositores y asistentes se refirieron a las difíciles decisiones que deben adoptar hoy los prestadores de salud, ante los enormes costos de nuevos tratamientos y medicamentos. También hubo reclamos por las presiones del Estado y de los laboratorios, la judicialización de la salud, y los problemas que tienen en ese contexto para cuidar cada vez mejor la salud integral de sus afiliados.

El Congreso se desarrolló entre los días 18 y 19 de noviembre, en las salas centrales del Hotel Provincial de Mar del Plata, organizado por la mutual OAM (Obra Asistencia Mutual de Mar del Plata), y contó con representantes de mutuales y de obras sociales sindicales que escucharon ponencias de especialistas y luego debatieron e intercambiaron información con el objetivo de enriquecer el conocimiento y mejorar las decisiones que tomen en un futuro estas entidades que se encargan nada menos que de cuidar la salud de gran parte de la población. Hubo reclamos al Estado, principalmente pidiendo reglas claras, transparentes y actualizadas para todos los prestadores y hubo críticas al sistema judicial.

Más allá de eso, uno de los temas más debatidos fue el de los criterios que deben adoptar los prestadores para autorizar o no un tratamiento. El tema de los costos fue muy abordado porque hoy existen medicamentos y tratamientos con altísimos precios que, según los protagonistas, ponen en peligro la supervivencia de todo el sistema de prestadores de salud. Lo más importante que destacaron los expositores y el público en general es que han comprobado que no siempre brindar esos tratamientos tan caros es la mejor decisión. Primero porque los criterios actuales para demostrar su eficacia no son concluyentes, y luego porque intervienen presiones del mercado, del estado y hasta de cierta corrupción en niveles intermedios. En medio de una maraña de intereses, las mutuales y las obras sociales deben tomar la determinación más justa y equitativa para todos los afiliados.

También fue muy desarrollado el tema de la importancia de la prevención en temas de salud. Si el Estado y los medios de comunicación se comprometieran e hicieran campañas que pudieran modificar conductas en la población, el costo de atención de muchas enfermedades podría disminuir, lo que permitiría destinar más recursos a mejorar la atención de otros temas vinculados con la salud integral de la persona. 

 

Párrafos destacados de los expositores

Dr. Benjamín Surace (presidente ejecutivo del Instituto de Investigación Sanitaria de la Seguridad Social):

“Las prestadoras brindan las coberturas y tratamientos establecidos en el PMO el Plan Médico Obligatoria. Desde la crisis del 2001 el Estado aprobó 25 nuevas leyes que incorporan al PMO, nuevas coberturas, sin asignar ni tener en cuenta los recursos económicos para poder cumplirlas. La cuestión no es que las Obras sociales gasten menos, sino que puedan comparar la relación entre los costos y los beneficios. Se debería trabajar más en las tecnologías (TIC) para establecer sistemas que permitan contar con toda la información necesaria para tomar las mejores decisiones. Debería haber un centro de gestión y supervisión que esté a cargo del análisis de estos casos. Hay que tener en cuenta que el 80% de las muertes se producen por enfermedades crónicas”.

Dr. Andrés Pichón Riviere (director ejecutivo IECS):

“Los costos de la salud están aumentando de manera exponencial. Los países desarrollados, en la década del 70 destinaban un 4% del PBI a salud y hoy destinan el 9% del PBI. Por lo tanto es necesario priorizar cuándo gastar y cómo. Hoy los amparos judiciales obligan a los prestadores a dar tratamientos muy costosos en casos puntuales, sin tener en cuenta que los medicamentos no están debidamente comprobados. El criterio que usa la  A.N.M.A.T. para autorizar un medicamento es comprobar que el mismo es mejor que el placebo, cuando lo correcto sería comprobar que el nuevo medicamento es superior al que actualmente se usa para el mismo tratamiento. El problema de los reclamos a las prestadoras surge porque el PMO no siempre está actualizado, por lo cual sería muy importante que hubiera mecanismos de actualización permanente del PMO, o incluso copiar los mecanismos de otros países“.

Dr. Juan Sagardía (Jerárquicos Salud):

“Debemos respetar al gremialismo y a las Obras sociales sindicales, pero hoy yo le pido a la Superintendencia de Servicios de Salud que nos agrupe a las mutuales y a las obras sociales para que analicemos juntos lo que está costando dar salud.  El organismo nacional que nos controla nos pide balances y controla nuestra gestión, entonces tendrían que escucharnos y  el estado debería rendir cuentas también. Si el Estado recauda dinero por la venta de cigarrillos y alcohol, por lo menos nos podría asignar parte de esos recursos para tratar todas las enfermedades que provocan los cigarrillos y el alcohol; ellos recaudan y nosotros los atendemos. Hoy cuando se le hace juicio a una obra social, los que los llevan adelante son abogados y no médicos. Los juicios de la salud son más caros que los juicios civiles, y los resuelve un abogado, porque los jueces no son médicos y asignan tratamientos. Si las mutuales no dan un tratamiento, no es porque es caro, es porque no está debidamente probado. Estos abogados en combinación con los laboratorios están robando la plata de la seguridad social“.

Dra. Laura Trosch y Dr. Alejandro Crespo (miembros del Subcomité de HIV/SIDA del Hospital Iturraspe de Santa Fe):

“Los medios de comunicación deberían retomar el tema del HIV. Hoy por el virus están muriendo en la Argentina 1500 personas por año. Los medios hicieron enormes campañas por el dengue, por el cual murieron 11 personas, y una campaña mucho más grande aún, hace algunos años, por el virus del ébola, por el cual no hubo víctimas. La principal barrera contra esta enfermedad es el conocimiento y la prevención. La gente cree que porque ya no se habla de él, el SIDA dejó de ser un problema, y así ya no se toman medidas de prevención como la más sencilla que es el uso de preservativo“.

Lo más leído

logo50 Acción 1

Noticias Zonales

Opinión