Batán para el futuro

16 October 2016
Referentes de la Cooperativa Batán, asociaciones vecinales y del Centro de Extensión Universitaria Batán, reunidos con vecinos de la localidad Referentes de la Cooperativa Batán, asociaciones vecinales y del Centro de Extensión Universitaria Batán, reunidos con vecinos de la localidad

Batán posee una gran cantidad de recursos que pueden convertirla, en el mediano plazo y con las políticas adecuadas, en una ciudad pujante.

Por Alberto Subiela

En este mismo espacio, que hemos llamado Las voces, solemos comunicar ideas desde distintos ámbitos. Tanto nos maravillamos con los avances de las nuevas tecnologías, como con las luchas y los encuentros de la gente por organizarse y construir una vida mejor día a día. En definitiva, mostramos personas que sueñan con un futuro mejor. La ciudad de Batán es un campo propicio para soñar, ya que son varias las usinas de pensamiento que están activas, con varias líneas de acción en marcha, y con buenas posibilidades de concretarse. En esta nota planteamos que, si esas líneas lograran unirse en un plan de acción común, Batán puede convertirse en un ejemplo de ciudad capaz de planificar su futuro a mediano y largo plazo, y lo que es más importante, tener la energía humana para concretarlo. 

Como cualquier ciudad de la provincia de Buenos Aires, Batán tiene múltiples problemas humanos, sociales, de infraestructura, ambientales y económicos en general. Pero lo que la diferencia de otras ciudades es la cantidad de recursos potenciales que es posible desarrollar.

Dado que nuestro medio se ocupa principalmente de la economía social, y el asociativismo, podemos empezar hablando de una de las principales potencialidades de la localidad, que es contar con la presencia histórica de una cooperativa de servicios públicos. El hecho de que los servicios públicos se planifiquen desde una cooperativa, donde los dueños son los propios ciudadanos, usuarios asociados, da una posibilidad mucho mayor de trabajar en conjunto, de que haya apertura hacia las ideas de todos los vecinos. En las ciudades donde los servicios públicos están en manos de una multinacional, los usuarios solo son clientes. No son convocados a ninguna asamblea, ni reunión, ni pueden dar su opinión, o iniciativa. La cooperativa Batán hoy administra el servicio telefónico con un gran desarrollo tecnológico en lo referido a internet, telefonía IP, rural, urbana, banda ancha, incluso un plan de telefonía celular. En fin, todas las posibilidades que requieren las nuevas necesidades de comunicación, están tan presentes en Batán como en cualquiera de las grandes ciudades del mundo. Además la cooperativa brinda el servicio educativo a través del Colegio Caraludmé, con sus tres niveles (jardín, primario y secundario) y también el servicio de gas natural. 

La otra gran potencialidad que tiene Batán es un muy activo movimiento vecinal y fomentista. En este medio hemos presentado entrevistas con dirigentes de las sociedades de fomento de la zona, donde muestran no solo un gran espíritu solidario para solucionar problemas a los vecinos, sino una voluntad organizativa que los ha llevado a constituir una federación donde se unifican planes de acción y se presentan propuestas con más fuerza que si lo hicieran en forma separada. En estas “juntadas” las diferencias políticas han quedado en un segundo plano, y así hubo grandes avances en obras viales, donde se consiguió el asfalto para calles importantes como la que conecta el barrio el Colmenar con la Unidad Penal nº15, mejoras en seguridad, donde se logró incrementar la calificación de la Comisaría 8va,y se mejoró el transporte, entre otros temas. También se formó una Red comunitaria, en contacto con las instituciones educativas y los centros de salud, que permite atender de manera más eficaz los problemas de familias carenciadas o la salud y educación de niños con distintas problemáticas (ver http://www.lasvoces.com.ar/index.php/sociedad/item/18-red-comunitaria-batan).

Y en los últimos tiempos, es la Universidad Nacional de Mar del Plata la que puso su interés en Batán. Seguramente esta energía en movimiento convocó la atención de investigadores y gente del ámbito de la gestión, y así surgieron nuevas iniciativas. La presencia de un CEU, Centro de Extensión Universitaria, dinamizó la presencia de la universidad en Batán, mostrando su oferta académica y brindando posibilidades a muchos chicos para quienes, esos doce kilómetros que separan Batán y Mar del Plata, siguen siendo un obstáculo a la hora de poder acceder a estudios superiores. Pero en relación a lo que planteamos, debemos nombrar a uno de los proyectos de extensión universitaria que se está llevando a cabo, llamado “Master Plan para Batán – Chapadmalal”, donde arquitectos, urbanistas, ambientalistas, geólogos e investigadores de distintas disciplinas están realizando encuentros con actores sociales de la zona, y recorriendo y recabando información, justamente con el fin de poder dar soporte a un futuro plan de desarrollo integral para Batán.

En este mismo espacio publicamos el día 3 de setiembre una conferencia del Dr. Jorge Bragulat, director del Centro de estudios de Economía social de la Universidad de Tres de Febrero (ver http://www.lasvoces.com.ar/index.php/economia/item/48-jorge-bragulat-en-mar-del-plata-las-cooperativas-y-mutuales-como-promotoras-del-desarrollo-local). Aunque es un poco larga, recomendamos su lectura ya que explica cómo elaborar un plan de desarrollo para las ciudades pequeñas y medianas, que se caracterizan justamente por la presencia de una cooperativa. En Batán creemos que están todas las características dadas como para que todos los actores sociales que nombramos, unan sus esfuerzos y puedan lograr extraordinarios progresos para la sociedad.

Lo más leído

logo50 Acción 1

Noticias Zonales

Opinión