Un Poema que no es de Bertold Bretch, pero que sí nos habla de Santiago Maldonado

28 August 2017

Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.

«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a por los judíos,
no pronuncié palabra,
porque yo no era judío.
Cuando finalmente vinieron a por mí,
no había nadie más que pudiera protestar.»

El escrito más popular de Bertold Brecht, resultó ser de Martín Niemoller un pastor protestante contemporáneo del dramaturgo alemán. Ambos tuvieron en común padecer las persecuciones de la Alemania Nazi. El poema fue muy utilizado en los años ’70 e incluso reversionado con cambios en su texto, llegando incluso a ser parte de campañas de publicidad en prevención del HIV. Borges decía que los textos más difíciles de escribir son los que al leerlos resultan sencillos. Y en este caso la sencillez de este poema nos interpela, nos hace pensar, y nos trae directamente a la situación actual. Casi ni falta hace decir que queremos hablar de Santiago Maldonado.

Hace cuarenta años, nada más que cuarenta años, nuestro país se hizo famoso. Todo el mundo hablaba de la Argentina, pero no por el tango, ni por los churrascos, ni por el fútbol, sino porque se estaba produciendo una matanza descomunal de ciudadanos, la cual estaba siendo ejecutada por el propio estado. Y sin embargo la sociedad argentina no se enteraba de nada.

Pero hoy crecimos. Desde 1983, a fuerza del empuje de los organismos de derechos humanos nuestra cultura democrática mejoró. En 1986, la propia ciudadanía se animó a manifestarse en la plaza, evitando el golpe de estado que ya estaba firmado. Y en el 2001, ante una crisis gravísima de la que parecía no haber salida, la propia democracia generó la alternativa sin necesidad de volver al golpe de estado.

Hoy estamos otra vez ante un desafío de la memoria. El joven Santiago Maldonado fue detenido por la gendarmería, y ahora no está. Hoy es un desaparecido, igual que los desaparecidos de la década del ‘70. Y cuál es la reacción de la gente?  Muchos, muchísimos reclaman su aparición urgente, pero a gran parte de la ciudadanía el tema no le interesa, muchos piensan que solo es una maniobra de campaña electoral, aunque no sabemos quién ganaría votos con este hecho, y además, importa poco. Otros tienen la clásica actitud discriminatoria, esto les pasa a “otros”. Otros son los que sufren la violencia policial, otros son los que viven en barrios pobres, sin servicios, y con calles llenas de barro, otros son los que la siguen a Milagro Sala, presa desde hace casi dos años sin que nadie sepa por qué. En estas mismas páginas publicamos una entrevista al sociólogo Sacha Kun Sabó, donde el autor toma la idea de la filósofa Hanna Arendt, que hablaba de “la banalidad del mal”, para describir a los jerarcas nazis autores del genocidio, que se mostraban como personas aparentemente inofensivas, o “normales”. Para este sociólogo, el mal está identificado con el tratamiento que los medios dan a hechos como la detención de Milagro Sala o la desaparición de Santiago Maldonado. Cuando las personas comunes y normales nos desinteresamos, mirando para otro lado, el “mal” es el que gana.

Si el caso de Milagro Sala pasa desapercibido, cada persona que esté en una protesta social, pronto le va a tocar sufrir cárcel. Si el caso de Santiago Maldonado pasa desapercibido, pronto van a empezar a desaparecer otros. Esto sabemos cómo empieza, pero además, sabemos cómo termina. Hoy le tocará a otros, a coyas, a mapuches, a jóvenes que quieren conocer su país y su pueblo, a militantes sociales, a sindicalistas, a comunistas, a peronistas, y cuando te descuides, te pasa a vos también. Porque después de todo, ¿cuál es la diferencia entre los “otros” y “nosotros”? ¿Quién traza la línea divisoria?

Démosle importancia a este tema, esto está más allá de las elecciones, las grietas mediáticas y el macaneo periodístico.  

Lo más leído

logo50 Acción 1

Noticias Zonales

Opinión