Gloria León: “Demarchi es parte de una asociación ilícita que ejerció el terrorismo de Estado”

03 January 2017

El día 20 de diciembre, el Tribunal Federal Oral 1 condenó a Gustavo Demarchi a cadena perpetua por el asesinato de María del Carmen Maggi y otros hechos sucedidos en 1975. Gloria León, una de las abogadas querellantes, le dio esta entrevista al programa El Prisma de Radio Universidad.

Una de las pocas buenas noticias con las que finalizó el 2016 fue la condena a prisión perpetua del ex fiscal federal Gustavo Demarchi, hallado culpable de seis asesinatos y asociación ilícita en el marco de la causa donde se investigan los crímenes de la Concentración Nacional Universitaria. Gloria León, abogada querellante, en diálogo con Arnaldo Martínez y Miguel Ángel Ratti, expresó la conmoción que le provocó todo el proceso. "Ha sido un juicio muy largo y todos tenían temor por cómo podía llegar a salir la sentencia. Acá los cambios políticos generales influyen en el poder judicial".

¿Qúe dimensión tiene esta sentencia?

Esto es realmente histórico no solamente para la ciudad de Mar del Plata sino también para el movimiento popular porque durante todo el transcurso del juicio muchos intentaron llevar esto como que fue un problema una pelea entre peronistas de derecha y peronistas de izquierda, y nosotros dejamos claro que acá no se juzga a la CNU. Demarchi no es el jefe de la CNU, es miembro de una asociación ilícita, enmarcada o no dentro de esa organización, él dice que nunca fue parte de la misma, pero hoy eso es irrelevante. Lo que nosotros demostramos y de hecho el tribunal ha considerado es que había pruebas suficientes, hubo una asociación ilícita que fue parte del plan de exterminio del terrorismo de estado que se implementa con toda la fuerza y descaro a partir del golpe del 24 de marzo de 1976. Esto fue el prolegómeno, no pasó solo acá, pasó en Tucumán, en La Plata, en Buenos Aires, por el accionar de la Triple A, en Mar del Plata y Bahía Blanca por la Concentración Nacional Universitaria, en Córdoba el comando Libertadores de América. Fueron grupos civiles que actuaron con todo el aval y la aquiescencia del Estado en ese momento, por eso es muy importante que estos se hayan considerado delitos de lesa humanidad y no delitos comunes. De ser así, estos delitos habrían prescripto. Este juicio es importantísimo desde el punto de vista jurídico y desde el punto de vista histórico y sociológico. Con el tiempo nos vamos a ir dando cuenta de ello y de las repercusiones que va a ir teniendo en el resto del país porque se está juzgando a civiles. Este proceso de memoria verdad y justicia hace que se empiece a saber qué fue lo que pasó en el país. A los militares en el 76 no les agarró un brote psicótico psicopático y empezaron a matar y torturar y violar y robar chicos porque sí. No, esto fue una punta de lanza de todo un sistema, un grupo político económico con la intención de establecer un determinado modelo de país. Las consecuencias las estamos viviendo todavía y esto no empezó el 24 de marzo del 76.

Como vos lo planteás, son civiles anteriores al gobierno genocida de la junta militar que tomó el poder en el '76. Muchos civiles fueron sobreseídos en esas causas, y de repente esto abre esa puerta a la verdadera justicia.

Sí, además está el hecho de que Demarchi fue fiscal federal. Así pudimos demostrar con toda la prueba documental y testimonial, que había toda una estructura del Estado puesta al servicio de cometer determinados ilícitos. Por eso la conformación de una asociación ilícita más allá de que fuera de la CNU o no fuera de la CNU, que fuera ateo, católico o lo que fuere. No fue un juicio porque pertenecían a una agrupación de extrema derecha o izquierda. El tema es que los delitos se cometieron al amparo de o bajo el paraguas del Estado.  

Recuerdo que hace un año te hicimos una nota para una radio colega y vos pedías una actitud de prudencia porque todo el proceso iba por un andarivel muy finito. Me imagino la tranquilidad que tenés ahora con este resultado.

Sí. El juicio empezó en junio y fue muy largo con muchas chicanas, venía brava la mano. Mi forma de actuar siempre fue de tratar de ser prudente, ir haciendo las cosas bien y sin hacer olas. Y tratar de ir más delante de lo que los hechos no me están diciendo. En líneas generales, yo personalmente estoy conforme con el fallo. Creo que hemos podido demostrar que se puede hacer justicia, que se pueden cumplir las normas del derecho penal. Hubo dos absoluciones que no me gustan pero siempre supimos que no teníamos mucha prueba en el caso de las dos personas que salieron absueltas.

¿Quiénes son, Gloria?

Viglizzo y Molleón. También convengamos que hay testimonios que nunca se presentaron porque las personas siguen teniendo temor.

En el caso de las personas que tienen una pena menor a tres años, ¿es de cumplimiento carcelario?

No, es excarcelable. Por ejemplo, en el caso de Justel desde la querella pedimos el mínimo de la pena. Tal vez en lo emocional todos quieren que esté todo el mundo preso, por este delito o por cualquier tipo de delito. Pero analizando fríamente, lo importante es la sentencia judicial que condena por asociación ilícita a fulano de tal si perteneció o estuvo. Aunque no se demostró otro hecho para hacer más grave su condena, está condenado.

¿Cuáles son los condenados a cadena perpetua?

Gustavo Demarchi, Otero y Durquet, por asociación ilícita y por los homicidios de Coca Maggi, de Gasparri y demás.

¿Los fiscales son Adler, Mazzaferri y Montero?

Si, han sido defenestrados, les querían hacer una denuncia penal. Demarchi pidió que se abra causa penal contra Adler y otros y el tribunal lo desestimó. La fiscalía tuvo que soportar barbaridades dichas en el debate y después por algún medio periodístico de la ciudad.

En marzo cuando nos den los fundamentos de la sentencia vamos a tener unos días para estudiar y ver si podemos apelar las absoluciones. 

Lo más leído

logo50 Acción 1

Noticias Zonales

Opinión