Antonio Roncoroni: “Las cooperativas están más cerca del usuario y toman decisiones más rápido”

26 Diciembre 2016

En esta entrevista realizada en el marco del encuentro de Fecosur, el presidente de la Cooperativa Telefónica de Villa Gesell (COTEL), Antonio Roncoroni, expone un gran conocimiento del negocio de las comunicaciones, y nos habla de sus ideas sobre cómo las cooperativas deben moverse en este mundo tan dinámico para seguir creciendo y mejorando sus servicios.  

Por Arnaldo Martínez

¿Qué Balance puede hacer del congreso y qué expectativas le despierta?

Sorprendidos por la cantidad de gente que tuvimos, 280 inscriptos. Y también sorprendidos gratamente por el apoyo de las empresas, que hicieron sus presentaciones. Después trabajar para la convergencia: se está logrando convertir al cooperativismo, a las pymes, y a las redes de telecomunicaciones no tan grandes, en una alternativa en el interior del país.

Para lograr esa convergencia se necesita fundamentalmente que nos una un “paraguas”. El paraguas es para nosotros la palabra “Nuestro”; debajo de ese paraguas todas las cooperativas del país deberían juntarse para tratar de abaratar todos nuestros costos y tratar de llevar mejores y más servicios a cada uno de nuestros usuarios y socios.

¿Cuáles son las estrategias, porque el futuro viene rápido y las tecnologías cambian?

El centro de la cuestión está en no correr atrás de eso sino que eso nos corra a nosotros. Nosotros hemos logrado, y ustedes lo han visto, que la gente de Silica Network está acá, que la gente de Telecom esté acá, que la gente de Telefónica esté acá, que esté CABASE acá, entonces las redes que están en la puerta de Villa Gessell hacen que nosotros estemos adentro de la Capital Federal. Cuando paseábamos por la costanera, estábamos en la Capital Federal pero con mar. Todos los contenidos del país están hoy al servicio de la cooperativa y de los 600.000 usuarios ¿Por qué? Porque hemos logrado no ser monodependientes de una sola red. Esa es la primera cosa, la segunda es algo que ustedes conocen mucho, buscar contenidos que le interesen a la gente en los lugares donde vive, digamos no es lo mismo pasar chamamé en la provincia de Buenos Aires que pasarlo en Corrientes, encontrar las particularidades dentro de la unión. De lo que no hay duda es que juntos somos más y que la suma de CABASE, de Fecosur, de las cooperativas, de la CGE nacional y metropolitana, es una suma que multiplica.

¿Qué mensaje puede darle a ese universo cooperativo de todo el país, que tiene presencia desde un pueblo de Córdoba hasta nuestra zona, y que en todos los lugares se encuentra frente a los mismos desafíos?

El cooperativismo tiene la suerte de tener siempre una nueva oportunidad, porque nadie está más cerca del usuario del servicio que se presta, que un cooperativista. Con lo cual detectan las necesidades mucho más rápido y pueden tomar mejores decisiones. Hoy el mensaje es  tomar este colectivo y esta oportunidad que se nos presenta. Sin problemas y con mucha fortaleza, nos tenemos que cubrir con el cooperativismo, dejar de ser individualistas y cumplir con los objetivos comunes, que son los contenidos, es la radio cooperativa y de las pymes, es la televisión para todos. Este objetivo común es generar contenidos atractivos en cada una de las localidades, pero también trasladarlos desde Ushuaia a Jujuy. A mí me molesta realmente mucho que es difícil ver noticias que no sean de otro lado que de la General Paz, a mí me parece que la Argentina es algo más que la General Paz.

En los últimos años tuvo un crecimiento significativo el cooperativismo de trabajo. ¿Cómo miramos este nuevo cooperativismo desde el cooperativismo de servicios públicos? ¿Usted ve posible la integración de esas cooperativas conforme el sexto principio?

Yo no tengo ninguna duda de que en la medida de que el cooperativismo de trabajo tenga como principal vocación el asociativismo propio, y que sean cooperativas de trabajo, seguramente van a tener un éxito muy importante. Mire, en Villa Gesell hay dos cooperativas de trabajo de las que yo soy padrino, y tienen más de veinte años, son empresas formadas por los mismos hombres y mujeres que trabajan en la cooperativa telefónica y hoy ya están prestándole servicios a Datco, a Silica, a Telpin, a Cotel. Si el cooperativismo de trabajo es una cooperativa de trabajo en serio, hay que cuidarla, acunarla, hay que ayudarla y hay que apoyarla; si las cooperativas de trabajo no son cooperativas en serio, no quieren funcionar con las reglas que tiene el cooperativismo, no hay que ayudarlas ni protegerlas.

 

Nota de la redacción: "Nuestro" es el nombre del emprendimiento en el cual un grupo de cooperativas brindan servicios de telefonía celular. 

 

Lo más leído

logo50 Acción 1

Noticias Zonales

Opinión