Cooperativa Bolsas Kraft: otro ejemplo exitoso de empresa recuperada

01 March 2017

Gabriel Berón, Presidente de la Cooperativa Bolsas Kraft de Misiones, conversó telefónicamente con Arnaldo Martínez y Miguel Ángel Ratti en el programa “El Prisma” de Radio Universidad, sobre las buenas noticias sobre el trabajo de la entidad. 

A pesar del olvido o a veces la hostilidad de los gobiernos, y el ninguneo de los grandes medios de comunicación, las cooperativas están vivas en todos los rincones el país. En este caso la noticia llega desde la tierra colorada de selva y cascadas. En la localidad de Puerto Rico, provincia de Misiones, la empresa que tenía por nombre “La Arminda” se declaró en quiebra por decisión de los patrones, dejando en la calle a treinta trabajadores. Luego de una intensa lucha, que incluyó cortes de ruta y movilizaciones, estos lograron recuperar la fábrica y volver a producir.

“Estamos en Puerto Rico, Misiones, a 120 kilómetros de la capital Posadas por la ruta 12 y a 160 de las cataratas del Iguazú. Esto en su momento fue una fábrica que empleaba a 65 personas. La fábrica tiene veinticinco años pero nosotros como cooperativa llevamos recién dos años. Después de los malos manejos de los herederos de la fábrica que terminó quebrando tuvimos que levantar la fábrica de nuevo al hombro y gestionar y gestionar, movernos. Conocer lugares andar por todos lados ofreciendo nuestros productos hasta que cada vez los estamos colocando mejor”, cuenta el presidente de la cooperativa Gabriel Berón.

Consultado sobre lo que significa la gestión de tipo cooperativo y los problemas que se enfrentan, Berón sostiene: “El movimiento cooperativo es lo único que pudo salvarnos a nosotros como grupo y a nuestro trabajo. El cooperativista no espera que otros hagan algo, cada compañero tiene que gestionar desde el punto donde le toca, tanto el que está en el consejo como cada uno desde su lugar de trabajo, sino es muy difícil, se complica mucho”.

Ustedes tienen productos una amplia variedad, bolsas con válvula, bolsas con abrefácil, bolsas patentes, fondo cuadrado, fondo americano…

Sí, en este momento lo que más estamos trabajando son las bolsas tipo saco de 2, de 5 o 10 kilos para diferentes productos, yerba o granos, y después las bolsas con válvula que son para la industria de harina y almidón. Tenemos la suerte de tener algo que no hay mucho en la Argentina, no hay fábricas que se dediquen a esto entonces es un producto fácil de colocar.

¿Tienen nuevos clientes o están manteniendo los históricos?

Nosotros recuperamos algunos, y ya tenemos nuevos clientes propios. Gente que compraba bolsas en Buenos Aires nos está comprando a nosotros. Tratamos de tener la mayor rapidez posible para entregar los pedidos de siete a diez días. Tiene que salir el pedido como sea. Hoy somos solamente 25 trabajadores los que quedamos, esperamos incorporarar más cantidad de gente y aumentar el trabajo de acá a un año.

Con respecto a los planes para el futuro, Berón señala que están avanzadas las conversaciones con azucareras grandes de Salta y Tucumán, Córdoba, para venderles sus productos. Al respecto explica que están trabajando para ajustarse a las normas del mercado nacional e internacional.

Consultado sobre el problema de las tarifas de los servicios públicos que tantos problemas trajo a otras cooperativas, el presidente de Bolsas Kraft manifiesta que no es un tema que los haya afectado directamente, pero sí pueden ver los problemas económicos que está teniendo la gente. “Hay empresarios de la zona con los que tenemos contacto ahora por la cooperativa (cosa que antes ni el saludo), especialmente gente del almidón y de la madera. Ellos sí están muy preocupados, tienen entre quince y veinte personas trabajando y no saben si pueden mantener su estructura porque hoy están compitiendo con productos importados como madera de Paraguay y almidón de Indonesia”.

¿Ustedes están sufriendo competencia por la apertura de las importaciones?

No, gracias a Dios no. Como tenemos un mercado que pide cinco mil, diez mil o quince mil bolsas de diferentes medidas no tenemos problemas. Pero hay empresas grandes de Argentina que antes le compraban a esta empresa (antes de ser cooperativa) que compraban cantidades mucho más grandes, esas empresas sí están trayendo de Brasil. Como argentino yo te puedo decir que esta apertura a las importaciones le hace mucho daño a la producción por lo que habría que ponerle un freno. A las pymes las destruye totalmente, lamentablemente hay gente que todavía no entendió esto”.

Lo más leído

logo50 Acción 1

Noticias Zonales

Opinión